Site preloader

CONTACTOLOGÍA AVANZADA

Somos un equipo de profesionales con más de 50 años de experiencia en el sector de la contactología que trabajamos para ofrecer las mejores soluciones visuales a nuestros clientes de manera personalizada.

Trabajamos y nos esforzamos para ser un referente en productos en el ámbito de la contactología, que proporcionen salud y bienestar ocular a las personas, con soluciones eficaces y a medida.

Disponemos de todo tipo de lentes de contacto, diarias, mensuales, multifocales, semirrigidas…

La miopía es un problema cada vez más extendido, hoy en día existen tratamientos demostrados para ayudar a ralentizar su crecimiento, en Josemari ópticos disponemos de los últimos avances en lentes de contacto para control de miopía.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Se estima que el número de roturas de las lentes de contacto está por debajo de 1%. La mayoría de estas roturas se producen en el momento de la manipulación al retirarlas, debido a “pellizcos” con las uñas o enganches al insertarlas en el estuche portalentes.

Resulta totalmente imposible que una lente de contacto “se ponga por detrás del ojo”. Lo más habitual es que la lente está atrapada bajo el párpado superior.

Los fumadores estarán en ambientes más polucionados y las lentes de contacto se verán afectadas por la mayor contaminación, fomentando mayor irritación de los ojos, que resulta pasajera, y un más rápido envejecimiento de las lentes de contacto y se adelante su reemplazo para evitar posibles alteraciones de la salud ocular.

La mayoría de las personas que no poder seguir usando lentes de contacto con éxito, es debido a que no han seguido las normas básicas de uso y mantenimiento de sus lentes de contacto, además de los oportunos controles con su Óptico – Optometrista.

Debemos considerar que la lente estará contaminada y por tanto, si no tenemos posibilidad de limpiarla convenientemente, deberemos guardarla en el estuche portalentes hasta que podamos proceder a su adecuada limpieza.

Las lentes desechables tienen un ciclo de vida eficaz que proporciona seguridad para nuestra salud ocular. Si prolongamos los usos debemos asumir el alto riesgo de rechazo y, por tanto, de seguir usando lentes de contacto a medio y largo plazo, además de posibles alteraciones crónicas de nuestra salud ocular.

Si pasan más de una semana en el estuche habrá que cambiarles el líquido al menos una vez por semana y limpiarlas bien antes de usarlas.

Cada vez que usamos las lentillas debemos desechar el líquido y guardarlas en líquido limpio.

Es importante disponer de unas gafas actualizadas porque en caso de sufrir una conjuntivitis o una úlcera no debemos utilizar las lentillas por lo tanto es importante disponer de unas gafas bien graduadas, por otro lado, al llegar a casa se recomienda quitarse las lentillas y usar las gafas.